top of page

Finanzas

¿Adiós al outsourcing en México?

Víctor Martínez

18/Noviembre/2020

El pasado 12 de noviembre, el gobierno federal anunció que mandaría a la cámara de diputados una nueva iniciativa para acabar con el outsourcing.

El outsourcing en México en los últimos años (desde el 2012 para ser exactos) ha sido uno de los temas más controversiales dentro del ámbito del trabajo dentro del país. Para algunos este sistema ha venido a revolucionar y a crear miles de nuevos empleos formales, pero para otros, este sistema no es del todo correcto porque algunas empresas a través de este sistema evaden en impuestos alrededor de unos 20 mil millones de pesos.

En el país se registran cerca de 4.6 millones de trabajadores ocupados mediante el outsourcing, este sistema según algunos especialistas, tiene muchas más desventajas que ventajas. Algunas de las desventajas que tiene el outsourcing es que la empresa no tiene sus propios trabajadores; estos tienen salarios bajos, incumplimiento en cuanto al seguro del trabajador, la nula cotización para la jubilación y también para el Infonavit, etc. Son realmente muchas prestaciones que no tiene un empleado al estar contratado por el sistema de outsourcing.

La nueva reforma, prohíbe que la subcontratación sea mediante un tercero u otras empresas que se dediquen a contratar empleados; con la reforma, la empresa que necesita al empleado, ella misma lo va a tener que contratar directamente. Para los servicios especializados tendrán que ser regularizados y tendrán que obtener un permiso de la Secretaría del Trabajo.

Con las modificaciones en el Artículo 13 de la “Ley Federal del Trabajo” se espera que los empleados ahora tengan muchos más beneficios que anteriormente no tenían y también se espera disminuir la evasión fiscal de algunas empresas.

Sin embargo, se podrían perder alrededor de 3 millones de empleos formales durante esta crisis al reformar el Artículo 13; la creación de empleos formales se vería severamente reducida y, por lo tanto, vendría a agudizar la crisis económica que actualmente estamos viviendo, aunque algunos digan lo contrario.


¿Es necesario el cambio en el outsourcing?

La situación en todos los aspectos dentro del país no es de la mejor, y ahorita reformar una ley que de buena o mala manera genera empleos formales, es una idea poco considerada.

De cada 10 contratados mediante este sistema, 4 son mujeres, las empresas extranjeras llegadas a México, dependen de contratación de empleados mediante terceros, y sería un duro golpe para la inversión extranjera y para el T-MEC, que involucra a más empresas extranjeras.

En caso de eliminarse el outsourcing se aumentaría el trabajo en el sector informal, algunas empresas se verían en la cuerda floja ya que dependen directamente de trabajadores contratados por otra empresa y el crecimiento económico se vería afectado a corto plazo, pero lo más importante, muchos trabajadores estarían en situación de desempleo y conseguirlo en esto tiempos, será sumamente difícil.

Debe existir una regulación en la subcontratación, nuevas medidas o mejores manejos, pero eliminar el outsourcing no es la mejor solución de combatir las irregularidades o la falta de prestaciones en el trabajador que cuenta con un empleo formal.

bottom of page