Finanzas

¡Las reservas no se tocan!

Víctor Martínez

20/Noviembre/2020

Pemex necesita aún más ayuda económica para solventar gastos; ahora tienen una nueva propuesta, que el Banco Central de México intervenga.

El Consejo de Administración de PEMEX, puso una nueva solución sobre la mesa para poder salir adelante durante los próximos 3 años, ya que en ese tiempo vencerán sus contratos de deuda que ascienden casi a 31 mil millones de dólares y también debe pagar los intereses de deuda, y eso que el gobierno en meses anteriores le echó mano evitándole un pago fiscal.

La solución que presenta el Consejo de Administración, es que el Banxico compre bonos de PEMEX con las reservas internacionales de México que hasta el 13 de noviembre eran de 194 mil 361 millones de dólares. Esta propuesta fue presentada a la titular de la Secretaría de Energía, Roció Nahle, y al subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio y no es de sorprenderse que la respuesta fue positiva por parte de los funcionarios del gobierno, hasta mencionaron que es una excelente propuesta y refleja el cambio y el impulso que pone el gobierno para salvar a la petrolera, que cabe recalcar es la petrolera más endeudada del mundo superando los 100 mil millones de dólares en deuda, y que su calificación crediticia no es de lo mejor.

Era de esperarse que un lapso de tiempo, el gobierno quisiera echar mano de las reservas internacionales para rescatar al muerto viviente, pero por suerte nuestro Banco Central es autónomo e independiente del gobierno.

El párrafo sexto del artículo 28 de la constitución menciona: “El Estado tendrá un banco central que será autónomo en el ejercicio de sus funciones y en su administración. Ninguna autoridad podrá ordenar al banco conceder financiamiento”, más claro no podemos tenerlo, así que para el gobierno será muy difícil echar mano de estas reservas, o ¿dentro de poco existirá una nueva reforma en contra de este artículo?

Desde la autonomía del Banco de México en el año de 1994, la institución tiene su propia ley, y para que Pemex pueda echar mano de las reservas internacionales, debe cambiar la ley del BANXICO, lo cual vemos sumamente difícil.

Pero las reservas internacionales de México no son la única salvación para la empresa estatal, hace pocos días mencionamos que una de las soluciones que sugería el FMI (Fondo Monetario Internacional) era que existiera una inversión por parte del sector privado hacia la petrolera, pero sabemos que el gobierno no quiere ayuda de los inversionistas privados.
Otra solución es un swap de línea de crédito flexible que pone a disposición el FMI hacia el país, que bien podría servir para pagar un poco de deuda que tiene Pemex.

Hasta ahora, el gobierno ha sido muy respetable con la autonomía del Banco de México, es muy difícil que podamos ver una disposición del gobierno en las reservas internacionales, ya que por suerte nuestro banco central es autónomo, pero en caso contrario de existir una intervención del gobierno, entonces si es de preocuparse porque hablamos de un control absoluto en la economía mexicana y los problemas que traería esto serían terribles.